Cases rurals a Castilla-La Mancha

Castilla-La Mancha

N. de places

Cerca lliure (Pobles, regions, zones...)

Entrada Sortida

Preu mitjà

Tipus de lloguer

  • Altres característiques
  • N'has seleccionat d'altres 0
    característiques Canvia
    Selecciona una altra característica Canvia

Buscar alojamiento por provincia

Buscar alojamiento por comunidad autónoma

Casas rurales con encanto en Castilla-La Mancha

Cuando pensamos en Castilla-La Mancha nos vienen a la cabeza las Lagunas de Ruidera, las Casas Colgadas de Cuenca o el casco antiguo de Toledo. Pero estas tierras son mucho más...

Los alojamientos más destacados de Castilla-La Mancha

Ant
Finca & SPA Vereda Real

Finca & SPA Vereda Real

Albacete

43 opinions
A Cigarral de Cabañeros

A Cigarral de Cabañeros

Toledo

26 opinions
Complejo Rural Calar de la Sima

Complejo Rural Calar de la Sima

Albacete

8 opinions
Casas y Apartamentos Rurales Chon Alto Tajo

Casas y Apartamentos Rurales Chon...

Guadalajara

50 opinions
Casa Rural Tobarejos

Casa Rural Tobarejos

Ciudad Real

11 opinions
Casa Los Jabones

Casa Los Jabones

Ciudad Real

4 opinions
Complejo Hita Spa

Complejo Hita Spa

Guadalajara

13 opinions
Apartamentos Turísticos La Tinaja

Apartamentos Turísticos La Tinaja

Cuenca

42 opinions
Castillo de la Riba

Castillo de la Riba

Guadalajara

31 opinions
El Sauce

El Sauce

Cuenca

6 opinions
Alojamientos rurales la Fuente

Alojamientos rurales la Fuente

Cuenca

3 opinions
Veure'n més
Següent

Alojamiento Rural El Olivar

"Fin de semana Perfecto!"

4
Opinat el
Fin de semana perfecto en la casa rural el olivar, fuimos 12 amigos con 2 niños pequeños y la estancia fue perfecta.5 Habitaciones con baño,... Veure opinió completa

El Vallejo II

"Simplemente genial para desconectar"

5
Opinat el
Nosotras estuvimos en la casa El Olivo y estaba muy bien equipada, la calefacción muy bien de temperatura y la casa muy limpia y con detalles... Veure opinió completa

Casa Rural Paraíso del Júcar

"Casa rural Buena Vista"

5
Opinat el
Todo perfecto, buenisima ubicacion, cerquisima de las dos cuevas y del castillo, el alojamiento muy agradable todo en perfecto estado y el casero... Veure opinió completa

Río Cabriel

"Expectacular puente!! "

5
Opinat el
Impresionante casa que es muy cómoda y que no le falta detalle, hasta una super casita para los críos y un futbolin para los no tan críos!! Mención... Veure opinió completa

Casas rurales Piedra la Ventana

"Experiencia inolvidable"

5
Opinat el
Hemos ido un grupo de amigos y nos hemos encontrado un lugar alejado de todo en el centro de la naturaleza, pero con todas las comodidades. Un... Veure opinió completa

Escapada rural a Castilla-La Mancha

Personalidad y pueblos de ensueño

Guadalajara se lleva la palma en lo que a pueblos más hermosos de Castilla-La Mancha se refiere. Sin duda alguna, Brihuega es uno sus pueblos que deberías visitar primero. Nada más llegar, lo primero que verás es el castillo de la Peña Bermeja, visible desde cualquier esquina. Sin embargo, la mayor parte del pueblo se desarrolla por misteriosos subterráneos.

De hecho, existen múltiples leyendas acerca de los kilométricos subterráneos que horadan el subsuelo de Brihuega: pasadizos militares, misteriosas conexiones entre el castillo y los palacios, tumbas secretas, etc. Leyendas a parte, históricamente estas cuevas nacieron para albergar los vinos y la comida a modo de bodega, en un lugar seguro y fresco.

Y, hablando de zonas con encanto, en seguida te encontrarás con Albacete. Esta preciosa provincia de Castilla-La Mancha alberga algunos pueblos tan espectaculares como Alcalá de Júcar; una pequeña localidad laberíntica con un gran legado histórico. Eso sí, hay que tener en cuenta que para visitarla tendrás que dejar el coche al otro lado del puente que salva el pueblo del río y adentrarse en él caminando.

Aunque lo realmente difícil será escoger una localidad donde alojarte, pues en Albacete encontrarás infinidad de acogedoras casas rurales. Un buen ejemplo de ello lo encontramos con Yeste, en el Parque natural de los Calares del río Mundo y de la Sima.

Yeste es uno de los lugares más visitados para hacer turismo rural, ya que ofrece infinidad de actividades como equitación, escalada, senderismo, BTT, piragüismo o visitas guiadas por el pueblo, entre muchas otras. Si eres un amante del senderismo y las caminatas, Yeste también cuenta con rutas espectaculares como la ruta de las Atalayas o la del Puente del Vizcaíno.

Otra de las maravillas de Albacete es Riópar, un paraje recóndito con una belleza abrumadora y salvaje. Esta zona, además, cuenta con infinidad de atracciones para los amantes de la naturaleza; como el nacimiento del río Mundo o la Cueva de los Chorrosentre. Un poco más alejadas, tampoco tienen desperdicio las preciosas Lagunas de Ruidera.

Las Lagunas de Ruidera, junto con otras muchas lagunas de la denominada “Mancha húmeda”, constituyen un lugar importante para las rutas de las aves migratorias. Además, la humedad acumulada en el terreno da lugar a la aparición de las apreciadas setas. Las setas, conocidas sobradamente por los habitantes de las localidades cercanas, año tras año terminan convirtiéndose en un manjar exquisito a degustar en los restaurantes cercanos a Ruidera y Ossa de Montiel.

Casas Colgadas, bosques encantados… ¡Si es rural, es posible!

Y si la estampa de las Casas Colgadas de cuenca te fascina, tampoco puedes dejar de visitar Letur. Este pequeño municipio, que se encuentra en plena sierra del Segura, te fascinará. El pueblo es de una belleza extraordinaria; con sus calles estrechas, sus balcones repletos de macetas llenas de color y sus casas encaramadas camino del barranco. Seguro que te recordará a las casas colgantes de Cuenca.

Aunque Cuenca sólo hay una, y es tan bella y espectacular que a veces parece incomparable. Además, es una de las pocas ciudades de España que ostenta el título de Patrimonio de la Humanidad. Sin duda alguna, sus famosas casas colgadas han contribuido activamente a este reconocimiento; ya que, además de impactantes y hermosas, son un buen ejemplo de la arquitectura tradicional conquense. Parece imposible no maravillarse observando los balcones de madera que parecen caer al vacío desde el precipicio natural de roca en el que se levantan.

Otro imprescindible de Cuenca es su salvaje y misteriosa Ciudad Encantada, sin duda uno de los parajes más mágicos de la zona, donde podrás conocer el proceso geológico del karst y admirar estas caprichosas formaciones rocosas en plena naturaleza.

Y hablando de pueblos manchegos memorables, Sigüenza es otro must. Esta pequeña localidad es uno de esos pueblos donde todos sus rincones desprenden aroma a medieval. Su patrimonio monumental incluye el castillo, que hoy es Parador de Turismo; la catedral de Santa María de Sigüenza, con su planta de cruz latina y su famosa torre del Gallo y sus dos torres exteriores, que le confieren un cierto aspecto militar.

Además, en Sigüenza disfrutarás de una gastronomía única; con platos típicos como la sopa castellana o las migas con chorizo, torreznos y huevos fritos.

Parajes para chuparse los dedos

Toledo ha sido elegida en más de una ocasión como Capital Española de la Gastronomía. Con este galardón, muchos de sus platos se están popularizando y ahora ya puedes encontrarlos en la mayoría de restaurantes. Tanto es así, que no podrás marcharte sin haber probado arroz con liebre, el venado guisado, el pote, el pisto manchego, las migas, el queso y, por supuesto, los deliciosos mazapanes de la zona.

Pero Toledo no es sólo gastronomía, sino que también brilla por su arquitectura e historia. Callejuelas de piedra, puentes medievales y caserones que parecen acabados de salir de la novela El Perfume, de Patrick Süskind. Y es que no es gratuito que Toledo haya sido declarado Patrimonio de la Humanidad por parte de la UNESCO. Sin duda, es una ciudad que hay que disfrutar en todos los momentos y luces del día. Y, para eso, nada mejor que buscar alguno de los múltiples alojamientos rurales llenos de encanto que encontrarás en la zona y la propia ciudad.

Donde no llegó Don Quijote pero sí la belleza

Hay algunos rincones de La Mancha donde no consta que pasaran Don Quijote y Sancho Panza pero, para compensar, son una auténtica explosión de naturaleza y belleza. Un ejemplo de ello lo encontramos en Ciudad Real, armónicamente flanqueada por hermosos viñedos, ruinas milenarias y viejos volcanes.

Además, la capital manchega también posee dos yacimientos arqueológicos a pocos kilómetros, que atestiguan su pasado milenario y toda la historia que se esconde entre sus muros. Eso sí, si te dejas caer por Ciudad Real es prácticamente obligado que pruebes alguno de sus exquisitos vinos, que siempre sirven acompañados de una tapa deliciosa y contundente que, sí, os traerán gratis, ¡como tiene que ser!

Buscar alojamientos