Mapa
Entrada - Sortida

Persones:

Busca por:

Precio medio:

De a
persona / noche

Tipo de alquiler:

Recomendados:

Características más usadas:

Ubicación:

Acondicionamiento:

Servicios:

87 Cases rurals a Delta de l'Ebre

Más relevantes primero
  • Calendari actualitzat
  • Mejor valoradas
  • Más opiniones

Casa Vorariu

Deltebre

Lloguer sencer
6 persones
3 dormitoris
5 llits
22€ pers./noche

Casa Els Hortets

Deltebre

Lloguer sencer
6 persones
3 dormitoris
4 llits
24€ pers./noche

Casa Tomás

Sant Jaume d'Enveja

Lloguer sencer
2 - 7 persones
4 dormitoris
5 llits
17€ pers./noche

Alojamiento Casa Rosana

Deltebre

Lloguer sencer
1 - 18 persones
1 dormitori
16 llits
45€ pers./noche

Mas dels Bonos

Deltebre

Lloguer sencer
10 persones
4 dormitoris
6 llits
27€ pers./noche

Mas de Bernis

L'Aldea

Lloguer sencer
1 - 8 persones
8 dormitoris
6 llits
25€ pers./noche

Mas d'Avall

Deltebre

Lloguer sencer
4 - 17 persones
1 dormitori
17 llits
23€ pers./noche

81 - 87 de 87 allotjaments rurals

El Delta del Ebro, un estallido de la naturaleza

En la provincia de Tarragona, en la desembocadura del río Ebro (el más caudaloso de la península Ibérica), encontramos la zona del Delta del Ebro, un lugar en que la naturaleza se presenta de una forma incomparable. Grandes extensiones de tierras planas, enormes juncales alrededor de las lagunas, desérticas playas de arena con dunas, interminables salinas y 20.000 hectáreas de arrozales hacen de su paisaje un enclave fantástico para los amantes del turismo rural. 

Además, sus 320 kilómetros cuadrados son el hábitat natural de una fauna y una flora muy singulares; por ello y para protegerlo, esta región es uno de los muchos parques naturales (con 7.736 hectáreas) que existen en España y forma parte de la Reserva de la biosfera de Tierras del Ebro. Y es que se trata del tercer delta más grande del Mediterráneo y una de las zonas húmedas más importantes de Europa. 

Todo ello, su rica gastronomía y sus más de 80 casas rurales harán posible una escapada rural en la que la tranquilidad y la desconexión llenarán los días. 

¿Qué hacer en el Parque Natural del Delta del Ebro?

Solo un paseo por las tierras del Ebro es un gran aliciente para realizar una escapada rural a esta región, pero te proponemos algunas de las actividades más peculiares que puedes realizar allí:

  • Los amantes de birdwatching serán los que más disfruten el Parque Natural del Delta del Ebro, ya que la zona alberga más de 300 especies de aves y es un lugar de cría e hibernación. El otoño es la mejor época para avistar el mayor número de aves: ánades silbones, cigüeñuelas, gaviotas de Adouin, tarros blancos, agujas colineras, patos cuchara, porrones comunes, garcillas bueyeras... Sin olvidar el estallido de color que ofrecen los flamencos en la laguna de la Tancada. 
  • El parque ofrece una amplia variedad de rutas y senderos para recorrer a pie o en bicicleta. Recomendamos la del Camí de Sirga, que recorre la orilla del río Ebro desde Amposta hasta Mitjorn; o el itinerario entre las lagunas Encanyissada y la Tancada, con unos bonitos miradores.
  • Algo muy típico en el Delta del Ebro es hacer un pequeño crucero de casi una hora por la desembocadura del río. También se ofrece la posibilidad de realizar deportes náuticos como el kayak o el kitesurf.
  • Si lo que de verdad buscas es relajarte, acude a la playa Eucaliptus y déjate llevar por la tranquilidad de este lugar con unas vistas privilegiadas al Delta del Ebro. Tiene seis kilómetros de largo y 200 metros de ancho por los que se extienden las dunas móviles. 
  • También puedes visitar los tres faros: el Buda, aún visible, pero inundado por el mar; el Fangar, de hormigón; y el de Banya, de hierro. 

Los pueblos más bonitos cerca del Delta del Ebro

Cerca del Delta del Ebro, encontramos algunos pueblos bonitos con una gran riqueza patrimonial: Amposta, L'Aldea, L´Ametlla de Mar, L'Ampolla, Camarles, Deltebre, Els Muntells, Poble Nou de la Delta, Riumar, Sant Carles de la Rapita o Sant Jaume d'Enveja. 

En Amposta, te encantará el estilo modernista de sus edificios, el puente colgante y los restos del castillo y de un poblado ibérico. Otras construcciones interesantes son la barraca del Ametllé (una edificación de piedra en seco del siglo XVIII) o la torre de la Carrova (fortaleza de estilo gótico del siglo XII). 

En Poblenou del Delta, pasearás por una bonita pedanía colonial formada por calles enjardinadas y pintorescas casas blancas con patios interiores. Sus orígenes remontan al siglo XVI y se creó para que lo habitaran los trabajadores de las salinas y los arrozales. 

En Camarles, te fascinará su torre circular y fortificada de piedra, construida sobre una antigua alquería islámica. 
En Sant Carles de la Rapita, vista la lonja y participa en una subasta de pescado por la tarde. 

¿Qué comer en el Delta del Ebro?

Sobra decir que un buen arroz o una baldana (morcilla) de arroz con denominación de origen Arroz del Delta del Ebro es un obligatorio si realizas una escapada rural a esta región. Entre sus variedades encontramos las de Montsianell, Sénia, Bahía, Fonsa y el ya conocido Bomba.

Su cocina también sobresale por platos con base de anguila, como el xapadillo; o con langostinos de Sant Carles de la Ràpita o con mejillones u ostras del Delta del Ebro. 

En la huerta destacan la clementina o la alcachofa, cocinada al horno, a la parrilla, rebozada, rellena, frita, hervida, como guarnición...

Otros productos de alta calidad de la zona son el aceite con denominación de origen del Baix Ebre y Montsià y el tallat, una variedad de pan de las Tierras del Ebro.
También las cocas, tanto dulces como saladas, son un distintivo de la gastronomía deltebrense. 

Y de postre no olvides pedir unas capsetes (hechas de huevo y almendra) o unos pastelitos de cabello de ángel.