Mapa
Entrada - Sortida

Persones:

Busca por:

Precio medio:

De a
persona / noche

Tipo de alquiler:

Recomendados:

Características más usadas:

Ubicación:

Acondicionamiento:

Servicios:

20 Alojamientos en Val d'Aran

Más relevantes primero
  • Calendari actualitzat
  • Mejor valoradas
  • Más opiniones

Escapada rural a la Val d'Aran

La comarca de la Val d’Aran está anclada en el extremo noroeste de Catalunya y de la provincia de Lleida. Sus 10.000 habitantes son gente muy amable y de mucho nivel, ya que pueden moverse por encima de los 2.000 metros de altura. Por lo menos, gran parte de su territorio supera esta cota.

En toda su extensión oirás hablar aranés, una variante del gascón (dialecto de la lengua occitana). ¿Te animas a aprender algunas palabras mientras disfrutas su entorno? ¿Òc? (¿“Sí”?) ¡Pues allá vamos!

Podrás acceder al corazón de la Val d'Aran, Vielha, a través de la N-230 desde Lleida o la C-28 desde la zona del Pallars. En tren o avión, podrás llegar hasta Lleida (a 2 horas y 40 minutos) y luego completar el resto de trayecto en autobús.

¿Por dónde quieres empezar a abordar la comarca?

  • Hay 33 pueblos araneses con un estilo alpino muy personal, revestidos de piedra, madera y pizarra. Pásate por Aubèrt, Bausen (donde te contarán la leyenda de dos jóvenes amantes), Betlan, Es Bòrdes, Garòs, Gessa…
  • La Ruta Románica de Aran te llevará a conocer iglesias de otras localidades, como Vielha, Escunhau, Casarilh, Arties, Salardú, Unha, Bossòst…
  • ¡La mayor concentración de obras renacentistas del Pirineo está aquí!  Toman forma de pinturas, como las de la iglesia de Santa Eulàlia d’Unha, y de construcciones como Çò de Gaspar de Portolà (Parador de Arties) y la Casa del Señor de Arròs (sede del Archivo del Conselh Generau d’Aran).    
  • Una parte del Parque Nacional de Aigüestortes i Estany de Sant Maurici se esparce por el sudeste de la comarca. En esta porción te espera el circo glaciar de Colomès, con sus más de 30 lagos. Podrás acceder desde Banhs de Tredòs, donde también hay un balneario.
  • Esta naturaleza tan generosa también ofrece los lagos de Bacivèr (te llevará una excursión desde el Plan de Beret, en Orri), el bosque de Conangles (para redescubrir los colores del otoño) y cascadas tan impresionantes como la del Sauth deth Pish (en Arròs, se puede llegar en coche).
  • En Aran Park (en Bossòst) podrás acercarte a animales como osos, lobos blancos y grises, linces, ciervos…

Para conocer algo más a los araneses y su entorno

Si eres un curioso empedernido, acude a alguno de estos museos:

  • El Ecomusèu Çò de Joanchiquet (en Vilamós) te hablará sobre un pasado del valle muy cercano.     
  • El Museu eth Corrau (en Bagergue), con más de 2.500 piezas de hace cientos de años, te mostrará unas tradiciones y una artesanía ancestral.     
  • El Museo de la Nieve (en Unha) te contará cómo se adapta todo un valle a ella: su arquitectura, sus vestiduras, sus leyendas, refranes y creencias populares...
  • El PyrenMuseu (en Salardú) es para los amantes del montañismo. Se ubica en el refugio Rosta, el edificio de hostelería en activo más antiguo de la Val d’Aran.
  • Descubrirás parte de su patrimonio industrial visitando la zona minera de las Mines Victòria (en Arres de Sus) y el molino de la Mòla de Salardú.

Vielha, una capital pirenaica de postal

Antiguamente, el municipio de Vielha se conocía como Vétula y era la tierra del gigante Mandronius, quien luchó contra la invasión romana. Pero esto es solo una leyenda... ¿O quizás no?

Tendrás mucho que ver en su casco histórico o Cap de la Vila. Haz parada en el Musèu dera Val d'Aran, que ocupa la casa señorial del general Martinhon, y en la Fabrica dera Lan (Fábrica de la Lana). Y busca más peculiaridades en núcleos de población como Escunhau, donde verás la Casa Père Joan, posiblemente la casa con elementos defensivos más antigua de la Val d’Aran.

“Pedales de fuego”

La Val d’Aran está repleta de itinerarios con buenos albergues y refugios para hacer montañismo, como el refugio Era Honeria, que te acercará a los lagos de Liat. Además, cuenta con la estación de esquí de Baqueira-Beret y un río Garona ideal para hacer rafting o piragüismo.

También es un buen lugar para pescar, hacer escalada, patinaje sobre hielo (en el Palai de Gèu de Vielha), rutas en quad o a caballo, adentrarte en el parque de aventura en los árboles de Naturaran (en Les)...

Y si quieres que salga fuego de las ruedas de tu bicicleta, traza rutas como Era Roda, Pedals de Foc y Pedals d’Occitània (las tres, alrededor de los 220 kilómetros).

Fiestas del fuego y danzas tradicionales

Las danzas tradicionales aranesas se han tejido con influencias de sus territorios vecinos: catalán, aragonés y gascón. Además, guardan relación con las labores del campo y momentos solemnes de las fiestas mayores. La celebración de Vielha de la Natividad de María y Vírgenes del Pirineo (Aran, Meritxell, Nuria, etc.) será una ocasión para verlas (8 de septiembre).

También hay que destacar las fiestas del fuego en la víspera de San Juan (23 de junio): como las del Haro de Les y el Taro de Arties, en las que se quema un enorme tronco de abeto en la plaza o se arrastra en llamas por las calles.  

Tampoco hay que olvidar Santa Quitèria de Vielha (22 de mayo), el Aplec de Montgarri (2 de julio), la Romería Artiga de Lin (julio)... Ni las ferias ganaderas, como las de Salardú (7 de octubre), Vielha (8 de octubre) y Bossòst (20 de octubre). Y seguro que también te gustará curiosear en las paradas de la feria artesana Hèt a Man Hèt Aciu de Vielha (agosto).

La olla aranesa

En la zona de Aigüestortes y la Val d’Aran están muy acostumbrados al frío, y eso se nota en los fogones y en la mesa. Algunos de los platos que más habitualmente soportan sus manteles son la olla aranesa, las patarnes (sopa de pan), la truhada (puré de patatas), el arroz con conejo, el pollo a la coquèla (recipiente donde se cocina) y el confitat (carne de cerdo en manteca).

También podrás hincharte a base de guisos de colas de cordero o de carne de caza: ciervo, jabalí o rebeco. Cerrarán muy bien el menú un crespèth (crep), los crispells y los tronquets, y más aún si los acompañas de ratafía, un licor tradicional de hierbas.

Si te has quedado con hambre (¡cosa que dudo!), sírvete algún pedacito de sus embutidos, como el freginat (elaborado con hígado y sangre) y la girella (hecho con tripas de cordero y relleno de arroz).


Las preguntas más frecuentes sobre el turismo rural en Val d'Aran

💯 ¿Cuáles son los lugares más destacados en Val d'Aran?

En Val d'Aran puedes visitar estos lugares y sitios de interés:

💰 ¿Qué precio suele tener una casa rural en Val d'Aran?

El precio es muy variable según la zona, tipo de casa o fechas en las que viajes. Si generalizamos podemos decir que las casas en Val d'Aran suelen tener un precio medio variable por persona y noche. No obstante si tienes en cuenta todo el entorno es posible encontrar casas más económicas y también casas de lujo.