Cases rurals a Vielha

Vielha

N. de places

Cerca lliure (Pobles, regions, zones...)

Entrada Sortida

Preu mitjà

Tipus de lloguer

  • Altres característiques
  • N'has seleccionat d'altres 0
    característiques Canvia
    Selecciona una altra característica Canvia

6 Cases rurals a Vielha

Veure al mapa

Casa Irissa

Vielha
21 opinions
Lloguer sencer
2 - 8 persones
5 dormitoris
6 llits
21 
pers. nit
aprox

Casa Irissa es una casa típica Aranesa situada en la población de Benós, a 7 km de Vielha y 15 minutos de Baqueira Beret...

Apartamentos Aran

Vielha
Lloguer sencer
2 - 10 persones
4 dormitoris
6 llits
19 
pers. nit
aprox

Casa de Montaña dividida en dos apartamentos abuhardillados con capacidad para 4/5 personas cada uno de ellos, u 8/10 pe...

Casa Arnaló

Vielha
Lloguer sencer
2 - 13 persones
5 dormitoris
12 llits
21 
pers. nit
aprox

Casa Arnaló es una acogedora casa con vistas sobre Vielha y el valle de Aran. Vivienda independiente con 1500 m2 de terr...

Apartamento Amets de Aran

Vielha
Lloguer sencer
2 - 6 persones
3 dormitoris
5 llits
34 
pers. nit
aprox

Casa Puig

Vielha
3 opinions
Lloguer sencer
2 - 14 persones
7 dormitoris
10 llits
27 
pers. nit
aprox

Aparthotel Eth Palai

Vielha
Lloguer sencer
2 - 4 persones
20 dormitoris
2 llits
55 
pers. nit
aprox

També hi ha 50 cases rurals prop de Vielha

Els següents allotjaments es troben en un radi de 25 kms.:

50 Cases rurals prop de Vielha

Veure al mapa

La Santeta de Aran

Gausac
1 opinió
Lloguer sencer
4 persones
2 dormitoris
3 llits
29 
pers. nit
aprox

A 0,88 km de Vielha.

Casa Chin

Betren
3 opinions
Lloguer sencer
15 persones
5 dormitoris
15 llits
39 
pers. nit
aprox

A 1,05 km de Vielha. Casa Chin es una casa de unos 150 m2, distribuidos en tres plantas. Tiene una capacidad máxima para hasta once personas....

Casa Rural Garona

Betren
Lloguer sencer
2 - 9 persones
5 dormitoris
9 llits
35 
pers. nit
aprox

A 1,24 km de Vielha.

Hotel Rural Casa Rey

Vilac
Sencer o habitacions
1 - 15 persones
7 dormitoris
10 llits
46 
pers. nit
aprox

A 2,23 km de Vielha.

Tierras de Arán

Betlan
Per habitacions
30 persones
13 dormitoris
27 llits
46 
pers. nit
aprox

A 3,04 km de Vielha.

Casa Curbelies

Vila
2 opinions
Per habitacions
1 - 13 persones
7 dormitoris
4 llits
19 
pers. nit
aprox

A 4,06 km de Vielha.

Casa Ski Garós Vielha

Garòs
1 opinió
Lloguer sencer
9 - 10 persones
4 dormitoris
8 llits
39 
pers. nit
aprox

A 4,24 km de Vielha. Casa Ski Garós Vielha muy acogedora y moderna. La casa está situada en Garós, un pequeño pueblo del Valle de Aran, a 5km...

Verneda Camping Mountain Resort

El Pont d'Arròs
Lloguer sencer
30 - 43 persones
6 dormitoris
34 llits
30 
pers. nit
aprox

A 5,6 km de Vielha. Los bungalows del Verneda Camping Mountain Resort son una alternativa en tus estancias invernales en la Val d'Aran, Baqu...

Es de Monge

Arró
Lloguer sencer
1 - 10 persones
5 dormitoris
8 llits
30 
pers. nit
aprox

A 8,28 km de Vielha.

Casa Helipa

Arró
2 opinions
Sencer o habitacions
1 - 12 persones
4 dormitoris
7 llits
31 
pers. nit
aprox

A 8,34 km de Vielha. 350 años de piedra y madera conservados y restaurados con todo el respeto al pasado dan a Casa Helipa el estilo y el cal...

1 - 10 de 50 allotjaments rurals

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Vielha, la cuna del gigante Mandronius

Vielha es una ciudad pirenaica de postal. Capitanea la comarca de la Vall d’Aran, anclada en el extremo noroeste de Catalunya y de la provincia de Lleida. En toda su extensión oirás hablar aranés, una variante del gascón (dialecto de la lengua occitana). ¿Te animas a aprender algunas palabras tomándote algo con los betulenses y disfrutando de su entorno? ¿Òc? (¿“Sí”?) ¡Pues allá vamos!

Copos de lana y ruta románica

Antiguamente, el municipio de Vielha se conocía como Vétula y era la tierra del gigante Mandronius, quien luchó contra la invasión romana. Pero esto es solo una leyenda... ¿O quizás no? Averiguarlo puede ser una de tus tareas en lo que dure tu estancia de turismo rural. Reparte tu tiempo entre sus distintos núcleos de población, y si te queda no lo dudes y ve más allá.

¿Qué puedes ver?

  • Su casco histórico, o Cap de la Vila. ¡Hay muchos recovecos por descubrir!
  • El Museu de la Vall d’Aran (en el casco antiguo de Vielha), que ocupa la casa señorial del general Martinhon. Te hablará de los araneses y de su historia. 
  • La Fabrica dera Lan (Fábrica de la Lana) de Vielha, que cardaba la lana con la complicidad del río Nere después de que los habitantes del valle la trajeran limpia y seca y se pesaran los copos en una balanza romana. 
  • Las iglesias de la Ruta Románica de Aran, en localidades como Vielha, Escunhau, Casarilh, Arties, Salardú, Unha, Bossòst…
  • La Casa Père Joan (en Escunhau), de estilo popular-renacentista. Posiblemente la casa con elementos defensivos más antigua de la Vall d’Aran. 
  • Una gran variedad de especies autóctonas de flora y fauna. ¡Saca tu cámara o disfrútalas sin filtros!

¿Y un poquitín más lejos?

  • El parque de aventura en los árboles de Naturaran (en Les, a 40 minutos). 
  • El Ecomusèu Çò de Joanchiquet (en Vilamós, a 45 minutos), sobre un pasado del valle muy cercano. 
  • La naturaleza salvaje de Aran Park (en Bossòst, a 45 minutos), donde podrás acercarte a animales como osos, lobos blancos y grises, linces, ciervos… 
  • El Museu eth Corrau (en Bagergue, a 55 minutos), con más de 2.500 piezas de hace cientos de años que te mostrarán unas tradiciones y una artesanía ancestral. 
  • El Museo de la Nieve (en Unha, a 55 minutos). O cómo se adapta todo un valle a ella: su arquitectura, sus vestiduras, sus leyendas, refranes y creencias populares...
  • El PyrenMuseu (en Salardú, a 1 hora), para los amantes del montañismo. Se ubica en el refugio Rosta, el edificio de hostelería en activo más antiguo de la Vall d’Aran.  
  • El Parque Nacional de Aigüestortes i Estany de Sant Maurici (a 1 hora y 30 minutos). Valen mucho la pena sus casi 200 lagos, sus picos de 3.000 metros de altura, su patrimonio de la humanidad en forma de arte románico y falles ardiendo descendiendo por las montañas… 

Esquí en invierno, cazar setas en otoño

La Vall d’Aran es una comarca repleta de itinerarios con buenos albergues y refugios para hacer montañismo, como el refugio Era Honeria (a unos 30 kilómetros de Vielha), que te acercará a los lagos de Liat. 

Además, cuenta con la estación de esquí de Baqueira-Beret, que cubrirá muy satisfactoriamente tus ansias de deportes de nieve en invierno. Y el deshielo te garantizará unas aguas del río Garona (además de bravas) bien alimentadas para bajarlas haciendo rafting o piragüismo.

También es un buen lugar para lanzar bien lejos pelotas de golf, pescar, hacer escalada, tiro con arco, patinaje sobre hielo en el Palai de Gèu, rutas en quad, a caballo o BTT…

Otro deporte que te traerá gratamente de cabeza será salir a la caza de setas. Aunque si prefieres que te lo den todo masticado (o, mejor dicho, por masticar) solo tienes que sentarte a un buen restaurante y ver las múltiples formas que adopta su cocina de temporada de otoño con este producto como astro rey.

Las Vírgenes del Pirineo

Las danzas tradicionales aranesas guardan relación con las labores del campo y momentos solemnes de las fiestas mayores. La Natividad de María y Vírgenes del Pirineo (Aran, Meritxell, Nuria, etc.) de Vielha será una ocasión para verlas (8 de septiembre). Y seguro que también te gustará curiosear en las paradas de la feria artesana Hèt a Man Hèt Aciu (agosto).

Rebuscando entre otras celebraciones populares de esta comarca, encontramos fiestas del fuego en la víspera de San Juan (24 de junio), como el Haro de Les y el Taro de Arties.  También hay romerías y procesiones, como Santa Quitèria de Vielha (22 de mayo), el Aplec de Montgarri (2 de julio) y la Romería Artiga de Lin (tercer domingo de julio). Y ferias ganaderas, como las de Salardú (7 de octubre), Vielha (8 de octubre) y Bossòst (20 de octubre).

De la olla aranesa a los tronquets 

En la zona de Aigüestortes y la Vall d’Aran están muy acostumbrados al frío, y eso se nota en los fogones y en la mesa. Algunos de los platos que más habitualmente soportan sus manteles son la olla aranesa, las patarnes (sopa de pan), la truhada (puré de patatas), el arroz con conejo, el pollo a la coquèla (recipiente donde se cocina) y el confitat (carne de cerdo en manteca). 

Para cerrar el menú, un crespèth (crep), los crispells y los tronquets te dejarán un dulce sabor de boca. Y más aún si los acompañas de ratafía, un licor tradicional de hierbas. 

Si te has quedado con hambre (¡cosa que dudo!), sírvete algún pedacito de sus embutidos, como el freginat (elaborado con hígado y sangre) y la girella (hecho con tripas de cordero y relleno de arroz). 

Buscar alojamientos